Zuloaga y Falla, historia de una amistad

Zuloaga y Falla, historia de una amistad

Zuloaga y Falla, historia de una amistad, pretende narrar la relación personal entre estos dos grandes artistas de la primera mitad del siglo XX, que supieron mantener una profunda relación amistosa, casi familiar, al tiempo que se ilusionaban con la creación de proyectos artísticos comunes, proyectos filantrópicos y proyectos culturales en general.

La exposición se articula en una serie de hitos fundamentales de esta relación ?que hoy conocemos gracias al rico epistolario que nos han legado ? dejando un rastro cronológico de aquellas cuestiones comunes que hicieron posible el crecimiento personal y artístico de ambos.

Comienza con el estreno de La vida breve de Manuel de Falla en Niza en 1913, con la ayuda inestimable de Zuloaga para poder realizar los vestuarios y decorados. Era la presentación internacional del gran músico gaditano y el origen de esta amistad que se prolongará hasta la muerte de uno de ellos.

Será en 1928 cuando Manuel de Falla sea homenajeado por el gobierno francés y se hagan unas sesiones monográficas sobre su obra en la Ópera Cómica de París, en las que precisamente se producirá una nueva versión de El retablo de Maese Pedro con la escenografía de Ignacio Zuloaga. Es el gran momento de trabajo conjunto entre los dos artistas que nos legará para la posteridad los cabezudos y marionetas que aquí se exponen, junto a un buen número de bocetos y estudios de los tipos e interiores de la escena.

Una vez más, tendremos un contacto directo entre Zuloaga y Falla, será en 1932, gracias a la  invitación que José María Sert, el ayuntamiento de San Sebastián y el propio Zuloaga realizan al compositor, para que inaugure con su música el nuevo templo dedicado a la cultura en Guipúzcoa, el Museo de San Telmo. Nuestro pintor le pide a su amigo que pose para hacerle un retrato que inmortalizará la imagen de Manuel de Falla. Tras este momento, la situación política del país se dificulta y el estallido de la Guerra Civil complica la comunicación. Habrá que esperar al final de la contienda para una última carta. Una carta de despedida definitiva, pues Manuel de Falla ha decidido autoexiliarse en Argentina, mientras Zuloaga ha desistido de hacerlo. Es un adiós que ellos saben definitivo.

 

Lugar

Sala de exposiciones temporales del Museo de Bellas Artes de Granada. Palacio de Carlos V. Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife

 

Fechas (inauguración y clausura)

Del 30 de junio al  18 de septiembre de 2016


FUENTE: Patronato de la Alhambra y el Generalife